SAN ISIDRO

SAN ISIDRO

Historia de esperanza y nuevos horizontes

San Isidro, con una población que supera los 14.500 habitantes, ubicado en la comuna 4 al nororiente de la ciudad, contiguo a Berlín y Aranjuez, comienza a dejar huella en la historia alrededor de los años 40, cuando en 1942 los primeros habitantes del barrio, emprenden con ímpetu, el primer centro cívico del barrio, en la actualidad, reconocido como la primera Acción Comunal de Medellín.

Año 1942, tiempos arduos y espinosos para el mundo entero, donde los hombres cegados por las ansias de poder se debatían en una segunda guerra mundial, empero, al otro lado del globo, una pequeña luz, lideres emprendedores trabajando por el bienestar de todos, observan alrededor, la carencia de condiciones de vida aptas para cada uno de los habitantes, como caminos difíciles y trochas ariscas, escasez de servicios públicos y espacios para la recreación, a causa de las dificultades antes mencionadas, se alude con grato recuerdo a esos líderes como el señor Antonio Vélez y el “combo” presente en la ejecución de esas grandes ideas que dieron inicio al desarrollo de lo que hoy se conoce como san Isidro.

Haciendo un recuento de los hechos más notorios de este barrio, no fue nada fácil la adquisición del recurso económico para la construcción de obras de infraestructura y de necesidad, puesto que sólo a través de bazares, reinados, venta de empanadas y alquiler de 50 centavos, se logran grandes acciones como la del año 63 con la construcción de la parroquia la milagrosa, administrado por las siervas del santísimo y tiempo después cerrado a causa de la falta de recursos financieros para pagar impuestos, convertido ahora en sede miliar de la cuarta brigada, bajo lo anterior, se le alude el siguiente cuestionamiento:¿ cómo es posible que nuestro gobierno sacrifique escuelas y colegios para el financiamiento de la guerra?, es importante, recordar que fue la unión de los pobladores al sacar piedras y arena del río Medellín, la que permitió la construcción de este colegio, sin embargo, por azares del destino, afrontaron el hecho de ver cerrado lo que una vez fue construido con tanto esmero y ardor.

Continuando, se recuerda la presencia y ayuda generada por el centro cívico, para la construcción del acueducto, el alcantarillado y otros servicios públicos básicos, además, de parques recreativos. Jesús Vera, uno de los primeros habitantes del barrio, entrevistado pro columnitas del periódico el colombiano, es fiel testigo de los cambios presentes allí a través de los años, el desarrollo que ha presentado su infraestructura, la manera cómo evolucionaron las calles, inicialmente de arena y ahora pavimentadas, las cuales han permitido el avance de progreso paulatino, pero seguro para todos los pobladores de san isidro, desconocido por muchos ciudadanos de esta “eterna primavera” pero a su vez, habitado por una comunidad, que lucha por la reconstrucción de una realidad alejada de la violencia, pobreza y desesperanza.

Al observar los grandes acontecimientos que marcaron la evolución de san Isidro presentes en esta reseña, es notorio, el hallazgo de personajes que deja una marca imborrable por el hecho de pensar diferente, de esperar con ansias un cambio positivo y sobre todo, de creer en nuevos horizontes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s